A recoger tus Frutos

Con la primavera no solo brotan las florecillas, sino que las camisetas técnicas empiezan también a inundar el asfalto. Las medias empiezan a apoderarse de las piernas, y no me refiero a las de vestir a las mujeres.

Muchos son seducidos finalmente por las zapatillas, después de tanto tiempo ya no es una moda, y todos terminan por probar este estilo de vida. Pero aunque cada vez parezcan más accesibles las largas distancias, no quiere decir que sean más fáciles. Siempre he manifestado el horror que me produce que la gente no respete el hecho de correr un maratón, o de salir en una media sin casi preparación. Mi recomendación: empezad poco a poco, de carreras más ‘cortitas’ a subir de distancias progresivamente. De lo de tener un entrenador con formación que os planifique, el entrenamiento adecuado, las zapas, la alimentación y la hidratación… lo doy por hecho y espero no tener que recordároslo, ¿eh?

Nosotros en Zaragoza tenemos la oportunidad de iniciarnos y/o de testarnos en mayo. Con el cambio de calendario de la media de nuestra ciudad, las fechas han permitido que el  día 7 discurra por nuestras calles una 6 y 12K. Para mí, distancias ideales para o empezar o ver cómo va la cosa antes de competir las distancias mayores.

DÍA FAMILIAR

Día de la madre, así que nada de ir por libre a la carrera de Frutos Secos el Rincón, ya que presenta la opción perfecta para este domingo tan familiar. Los más pequeños tienen categorías escolares, desde iniciación hasta cadete, en un circuito de 1 km (para iniciación una recta de 200 metros). Para los adultos, opciones de todos los tipos y con liebres para cada ocasión. Luis y yo no nos lo vamos a perder (y porque a Dina no le podemos poner dorsal…).

Que eres de los valientes que están onfire, pues si te atreves tienes a Luis como liebre a 4 minutos el mil en la distancia larga. Que eres de los que acabas de empezar, allí estaré yo, en la de 6kms a 5’30” el mil. Busca tu opción, porque la tienes y nosotros te acompañamos.

CÓMETE LA FRUTOS SECOS

Si aún no has empezado en serio, aún estás a tiempo de remediarlo, y tienes todo abril para prepararte un poco más y mejor.

Tus must para disfrutar de la carrera y rendir más el día 7:

  • Resultado de imagen de carrera frutos secos el rinconBusca un buen entrenador (muchas veces no te dejes llevar solo porque tenga un ‘gran’ grupo, busca aquel que individualice a tus necesidades y objetivos) y empieza a entrenar con cabeza.
  • Descansa bien. A veces después de una dura jornada laboral si el cuerpo nos pide descansar: le debes escuchar. Tan importante es la recuperación como el entrenamiento.
  • Entrena también tus hábitos de alimentación: 5 comidas al día, hidrátate mejor y empieza a ser seducido también por la alimentación mas healthy. Fruta y frutos secos deben pasar a ser tu snack entre horas.
  • Equípate: no hace falta que vayas vestido a lo PRO, pero la mejor inversión que puedes hacer es en unas buenas zapatillas.

Así que ni excusas ni lamentaciones, todos a pasárnoslo bien en el circuito urbano y sacar nuestra mejor versión. Nosotros estaremos allí acompañándoos y ayudando en ello, ¡apúntate!

IMG_20160424_111508

La sombra detrás del foco

Este fin de semana el atletismo español ha brillado en Salamanca, donde hemos vivido uno de los mejores campeonatos de España que yo recuerdo, aunque personalmente haya sido el peor.

Hemos quedado deslumbrados ante estratosféricos cronos, grandes gestas y magníficas pugnas por el preciado ‘título’. Pero la vista selectiva, el foco de atención solo nos deja ver lo mejor y obviamos a veces lo que respalda a esas luces, las sombras que están detrás del foco. Lejos de resaltar lo negativo, solo quiero recordar a aquellos olvidados, valorarlos y sin que se me ofendan, abrir el enfoque ahora que todo ha terminado.

Si algo me gustó de este campeonato, fue su magnífica instalación. Si algo me enamoró, fue su público. Pero ocurrió algo que me sorprendió mucho y que nadie observó: en el pasillo de las gradas había una parte del suelo de cristal. Había un tragaluz enorme que desde arriba permitía ver lo que de verdad se cocía. Nadie se paraba a ver y observarlo. Sentí que la gente se sentaba a disfrutar del magnífico menú degustación y pocos se habían dado cuenta de que el chef tenía la cocina abierta a la vista. La zona de calentamiento: el horno perfecto. Los nervios, las tácticas, donde empieza la pugna psicológica, donde al regreso empiezan las alegrías, las derrotas, las decepciones, los dolores. El espacio fuera de cámara donde se habla off the record, donde se encuentran las mejores declaraciones y donde a veces continúan las polémicas. Por ahí pasan todos los ingredientes, los atletas de este campeonato, sin excepción. Pero muchos parecen ser descartados y no llegan a la mesa en el plato final. Otros simplemente ven que los matices de otros sabores, ocultan los suyos. Lo que no se valora a veces es que sin ellos, el plato no sería igual de sabroso.

Porque el comensal solo valora el cocinado final y pocos se dieron cuenta que quizá al cocido tradicional le faltaba un ingrediente principal que otra veces ha saboreado en su paladar. Paradójicamente, lo tenían también en la olla. Gente que brilla por su chispa en las semifinales y que la falta de motivación, hacen que pierda al final su sabor. Reyes de media distancia que luchan contra los hambrientos y demuestran su clase, aunque aquellos que lo ven no sepan que el regente tenía en la fiebre un rival más. Guerreras que nunca fallan y que por primera vez abandonaron la batalla. Monarcas que un día brillaron y que a esta fiesta se tuvieron que conformar con vestir de largo, mientras que algunos bufones siguen dando el espectáculo. Muchos brillaban, mientras algunos se apagaban. Unos soñaban y otros desesperaban. Otros volaban y algunos se hundían. Pero todos, completamente todos: crecían.

Este disco tiene su hit, el que gusta a todo el mundo, pero también tiene esas canciones que conforman todo el LP. Porque a veces, esa canción solo tiene que esperar para que se empiece a bailar. Porque tenemos mucho talento, muchísimo. Y aquel que brilla hoy, sabe que ayer fue sombra. Por ello, aquellos que hoy os sentís sombríos, confiad porque sabéis que sois más que capaces de brillar. Disfrutemos de este nuevo atletismo, hasta de sus sabores amargos, pues en esa riqueza de matices se consiguen cada vez platos más complejos y completos. Llega el momento de disfrutar el dulzor del postre. Pero recordad, como bien dice un sabio de mi entorno, ‘el atletismo, para bien y para mal, olvida pronto’, así que siempre hay una nueva oportunidad de cocinar el plato ideal. Confiad en el karma y lo trabajado se os devolverá. No guardéis los cuchillos y seguid entrenando para lograrlo.

unnamed

PS. Este post va dedicado a esos amigos a los que estos días he escrito, a los que he visto personalmente, a los que sin decirles nada, saben que son letras de este texto. A todo aquel que se sienta parte de este pequeño puzzle, que sin conocerle le haya descrito, al cual le digo que yo fui un día mi sombra más oscura y logré brillar, como lo volveré a hacer, aunque aún no sepa la intensidad. También a aquellos que hoy sonríen, pero que ayer lloraron. A todos los atletas de alma y corazón que permiten que hasta esta desenamorada viese el campeonato con pasión.

A todos los atletas de alma y corazón que permiten que hasta esta desenamorada viese el campeonato con pasión.

Tiempo de reflexionar, tiempo de sembrar

Se acerca el final de la pista cubierta y con ella el momento de una decisión que tomé hace ya algún tiempo. Desde hace dos temporadas vengo arrastrando problemas físicos para los que, para mi desesperación, aún no tengo diagnóstico en firme. A principio de temporada levanté el pie del acelerador y tocó ponerlo en el embrague: viajes, más viajes, médicos y más pruebas para intentar dar con la solución.

A su vez, podía entrenar con una  normalidad adaptada a las circunstancias y limitaciones de mi dolor, pero con desesperación he ido viendo como las semanas pasaban, mi cuenta corriente mermaba y la lesión, pese a todos mis esfuerzos, empeoraba. Ahora, tras un punto de no retorno, de darlo todo, literalmente, para soñar con correr sin dolor ni dudas, ha llegado el momento de tomar una decisión. Pese a que hemos conseguido entrenar adaptándonos al dolor, no he conseguido que el dolor se adapte a mi estado de forma… Y así, caprichosamente decide hacer su aparición respetando un patrón que me hace salir siempre con la sensación de jugar a la ruleta rusa. Y con la suerte que yo tengo, esa no es una buena opción.

Pese a que hemos conseguido entrenar adaptándonos al dolor, no he conseguido que el dolor se adapte a mi estado de forma…

Al inicio de la pasada temporada me marqué dos promesas personales, necesitaba respetar el ciclo olímpico, pero a su vez, deseaba que terminase para comenzar una nueva etapa. Ahora llega el momento de cumplir la otra. Cuando en septiembre las sensaciones y la alegría volvieron a aparecer, también lo hicieron los achaques que pensaba se habrían ido de vacaciones. Ahí empezó una cuenta atrás agobiante e hiriente, que sigue marcando dígitos en rojo.

Cuando me preguntan qué te ocurre, lo que más rabia me das es no poder sentenciar en dos o tres palabras, sino que tener que explicar una acumulación de desagradables despropósitos que me han traído hasta aquí. Hoy me venía a la cabeza una metáfora que quizá ayudaba. Me siento como si estuviese en frente de un examen, el cual he preparado perfectamente, en el que leo las preguntas y sé con garantías las respuestas. Sé que opto a notaza, que me conozco al dedillo la lección y tengo la seguridad de expresarlo perfectamente. Y de repente… ¡me quitan el bolígrafo! Ya no puedo escribir, el profesor me deja sin examen, sin ninguna explicación.

Esa es mi frustración, sentirme físicamente tan bien como hace mucho tiempo no me sentía, tranquila y disfrutando del regalo de poder, al menos, correr. Y sin razones, ya no puedo seguir. A veces llevo dos preguntas contestadas, a veces solo me queda una. Pero, nunca puedo terminar como yo querría. Y entonces me dan ganas de gritarle al profesor: ¡Pero por qué! Yo no he copiado ni he hecho nada mal, porque no le quitas el examen a otros  que sí lo hacen y sí te sigues cebando conmigo. Pero en este deporte parece que hay nobleza, a cuya sangre azul el atletismo le respeta. Mientras que los pobres campesinos, currantes y trabajadores, a veces tenemos suerte y después de labrar y más labrar, recogemos frutos. Otras veces parece que el terreno ni si quiera es fértil.

Así que llegados a este punto, aquí la presente va a optar por el barbecho.

2017-01-31-adidas-mad-4951

Este martes me infiltran a nivel nervioso en la espalda, dónde mi temores no querían tener que llegar a tocar. Pero después de probar todo a nivel local, parece que nos vamos quedando sin más opciones. Espero que ese tratamiento me demuestre si estamos en el origen de este dolor, y de ser así, valoraremos la mejor opción. Lo que sí sé seguro, es que aunque mejore, aunque dé con la solución, este año dejaremos el corto a las ocasiones que simplemente no me resten. No quiero seguir luchando contra gigantes, sin las armas adecuadas, no quiero terminar completamente decepcionada, no quiero sentir que del atletismo ya no estoy enamorada. Así que por fin haré caso a un sabio y este verano no tendré expectativas. Mi único objetivo será recuperarme, poder volver a hacer competiciones largas sin dolor, disfrutar de cuando me vista de corto y si decido acariciar el tartán: que sea con todo mi amor.

Si decido volver a acariciar el tartán, quiero que sea con todo mi amor

No será amor entregado y apasionado, quiero que sea respetuoso y calmado, afianzado y respetado. Quiero disfrutar de ayudar a mi club, de dejar el crono aparcado y de entrenar a los límites que mi alma ponga, y no mi cuerpo. Quiero dejar actuar al barbecho, poder sembrar otros campos que con la lesión y todo el tiempo que me ha robado, he tenido que dejar algo abandonados. Porque sí, yo también soy una atleta que hace muchas más cosas, incluso aunque algunos me quieran criticar diciendo que demasiadas. Esas personas deberían saber que hacía las mismas o más, cuando hice 4’08” hace ahora justamente 5 años. Que como digo, yo no soy nobleza, soy campesina, de sol a sol curtida desde muy pequeña, porque así ha sido mi vida y así he aprendido a vivirla. Que mi rendimiento no es que haya bajado, es que se encuentra muy limitado, porque yo no me he escondido, y he seguido compitiendo lo que mi cuerpo me ha permitido por el dolor. ¿Sabia decisión? Puede que no, pero sin competición, no entiendo el esfuerzo que he hecho hasta aquí. Yo lo veo de otra manera, he sido capaz de hacer 4’15” y 2’04” con una gran limitación. Criticar cómo camino, sin llevar mis zapatos puestos, es más sencillo que tratar de ponértelos.

Pero no quiero que esa toxicidad que el atletismo parece inocular a veces en tu organismo, aparezca si quiera hoy por aquí. Quiero reaprender a quererlo como lo estoy haciendo ahora, desde otra posición. Como atleta de club, como miembro directivo y lo que me hace más feliz: como entrenadora. Quiero ver su parte pura y honesta, su raíz verde sin corromper. Quiero coger un injerto estos meses de este nuevo campo, para labrarlo cuando mi barbecho esté preparado.

2017-01-31-adidas-mad-4759

Así que hoy me prometo que a partir de este aire libre, ya no habrá tristeza por un resultado, porque por ahora, ese deja de ser mi meta. Mi meta no será otra que la de volver a rehacer los pilares, que otras veces ya me ha tocado, con la ventaja de que ahora sé que ya fui una vez capaz de hacerlo y con ello llegaron los mejores momentos. Y cuando empiece de nuevo el invierno, volveré con más fuerza a coger las herramientas para empezar a construir mi nuevo gran proyecto. Gracias a todos los que cuando vuelva a estar sembrando, estarán, como siempre, con el hombro arrimando.

Corre como un etíope

Así entrena un etíope: entrenamiento en altitud, cuestas series, fartleks, tiradas, largas, alta intensidad, ayuno, un poco de gimnasio (poco y especifico) y pocas dobles sesiones…Lees esto y quizá no sientas que es tan diferente a lo que haces tú. 

Esta era la primera diapositiva que Marc Roig empleaba en la presentación de su libro sobre el corredor etíope y pronto empiezas a reconocer una series de matices que cambian la literatura que muchos conocemos.

image1-3

Antes de dar algunas pinceladas sobre lo que Marc trataba en su presentación, voy a contextualizaros un poco. Marc y yo nos conocemos desde el lejano año 2000,  desde cadetes y posteriormente compartiendo internacionalidades en edad junior, y él era uno de nuestros fondistas destacados. Perteneció a esa generación que abrió la veda en las medallas por equipos en dicha categoría en el Europeo de Cross, junto a Alex, Fran España, Quim Carlús, Bachi y Mariño. Quizá a algunos le vengan a la memoria muchos recuerdos con estos nombres, a otros ni siquiera les sonarán. Si en aquella época hubieran existido redes sociales, a lo mejor esta generación tan buena hubiera sobrevivido en mejores condiciones, pero el corte a sénior es muy complicado y a veces el sendero se ve truncado… Curiosamente, de un tiempo a esta parte, el destino ha demostrado la clase de estos muchachos y muchos siguen en su camino con la decisión de vestir de corto, logrando más que honrosos cronos en diferentes distancias. A mí, que les aprecio personalmente, siempre me da la sensación de que el atletismo les debe más.

Pero volviendo a Etíopia, me hizo mucha ilusión reencontrarme hace unos años con Mar Roig y ver que su relación con el atletismo había seguido siendo especial, con las grandes vivencias y retos que desde otra perspectiva este deporte le ha ofrecido. Así que tantos años después, estaba con Poves, Luis y él en una mesa redonda en la zaragozana Universidad de San Jorge y moderada por nuestro amigo común Luis Enrique Roche. Así, entre conversación, coloquio y charla entre amigos, Marc nos destripó un poquito su libro (intentaré no hacer mucho spoiler) y también nos habló de Kenia, donde actualmente reside. Pasen y lean.

c3bxjudxaaa3ze1

CORRE COMO UN ETÍOPE

Retomando esos matices que explicaba al comenzar el texto, y que se detallan en el libro, lo primero que se destacó es que estos deportistas viven su mayoría Addis Abeba, enorme y masificada, y necesitan más de una hora de desplazamiento al lugar de entrenamiento, por lo que muchos no realizan la doble sesión por este hándicap, o si lo hacen es como mucho en cinta. Este es un primer dato que sorprende, ya que en nuestro país si no doblas, no pareces ser atleta de alto rendimiento.

El segundo matiz es la altura a la que viven, ya que por ejemplo el entrenamiento de cuestas lo realizan a alrededor de 3000 metros de altitud, poca pendiente y ritmo suave. Los beneficios de altitud son muy buenos pero hay que planificarlos bien. En el caso de estos deportistas, los valores del pasaporte biológico pueden verse muy afectados por los cambios de entrenamiento en la altitud y se deben justificar los valores hematológicos con el entrenamiento que realizan… los cambios tan bruscos de entrenar de un lugar a otro, puede provocar oscilaciones en esos índices de referencia.

Algo que por ejemplo no ocurre en España y si se entrena allí, es que los maratonianos en Etiopía hacen tiradas muy largas, de hasta 40 kilómetros y a veces incluso recurren al ayuno, pero esto realmente es propiciado por la temprana hora de entrenamiento, más que por nada científico. Y  es que lo interesante era la ‘ciencia’ de por ejemplo el método keninano, donde el tiempo del fartlek es marcado por un coche que le sigue con un gps y les avisa con la bocina del coche ¡y nosotros volviéndonos locos con los pulsómetros y los gadgets!

Más allá de las bromas, está claro que en estos países hay una selección natural, donde “el talento cuenta tanto, que a veces la dedicación solo son las migajas del final” sentencia Marc. El volumen de atletas es tan alto, que es el mercado el que manda: los managers conocen dónde está el corte, tanto de nivel como de países (se exigen diferentes nacionalidades en maratones internacionales) lo que hace que el keninano lo tenga más difícil. Con 2 horas 10, puedes ser el 500 en Kenia y no ser jamás contratado en un maratón internacional.

“Son tan talentosos que no entrenan tanto y se entrena mucho en grupo, haciendo el mismo entrenamiento. No hay individualización del entrenamiento, a excepción de atletas de renombre, pero además, estos atletas son capaces de hacer una vida monacal”, auténticos profesionales del entrenamiento, sin distracciones, porque quizá tampoco tienen acceso a ello. En estos países no disponen de grandes instalaciones, ni siquiera médicas, pero es que la genética de estos atletas favorece que casi no existan las lesiones y se traten únicamente  con masajes de descarga (Marc es el fisio de muchos de ellos).

La diferencia con estos atletas: quizá la ventaja genética, la ambiental o por cantidad y estadística. No deja de ser algo multifactoral a lo que incluir la densidad de corredores: cuando todo el mundo lo intenta, los más capaces sabes que lo están haciendo. “En Kenia es tan fácil correr para sus atletas, que la capacidad de perder un talento es mínima”, en nuestro país, aunque tengamos los talentos… muchas veces en el camino deben tomar otra senda para poder vivir.

“En Kenia es tan fácil correr para sus atletas, que la capacidad de perder un talento es mínima”

image2

PROYECTO SUB2:

Seguro que habéis oído este proyecto: lograr que el hombre baje la barrera de las dos horas en maratón. Pues Marc está en el grupo que intenta desarrollar este proyecto y trabaja de tú a tú con el mismísimo Bekele para lograrlo. De lo que en catalán está seguro es que el atleta hubiese batido el actual récord del mundo de esta distancia, de no ser por la caída de hace unos días nada más salir en Dubai.

Explicaba la pasada semana que la regresión correcta de la tendencia es muy difícil de predecir, algunos científicos dijeron en 5 años y Marc afirmó que no andaremos muy lejos. Una marca deportiva esta promoviendo que esta primavera va a lograrlo. La cosa es que no será homologada, porque no cumplirá la normativa que se debe cumplir para ser marca “legal” y utilizará ‘truquillos’ como refrescar las liebres, la pendiente a favor…

Y mientras unos tienen el dinero y la promoción, a día de hoy el proyecto Sub2 no puede aplicar toda la ciencia que necesita por falta de recursos económicos. Solo pueden utilizar analíticas, valoración de la deshidratación y aplicaciones del móvil (myjump y runtastic) y además “si tenemos una innovación, no procede comunicarla porque a veces las marcas se las apropian”.

EL HUMANO BEKELE:

Este gran corredor es un genio y también tiene anécdotas tan curiosas como ganar el mundial de cross corto de Lausana, cenar en el McDonalds y al día siguiente volver a alzarse con la corona Mundial en la distancia larga de 8 kilómetros. Y esto no es una leyenda urbana, esto lo vi yo atónita en 2003, con varios componentes más de la selección nacional. Que conste que nosotros habíamos terminado nuestra competición…y ahí estaba él, el rey del fondo reponiendo para la siguiente batalla (ni ver de cerca ni un plato de quínoa en aquella época). Marc lo explicaba muy bien cuando afirma que Bekele necesita un calendario apretado para seguir con la motivación para entrenar, si no, no se centra. Es un atleta muy exigente y tiene una genética con la cual el maratón no le destroza físicamente, tiene una capacidad de recuperación bestial.

Bekele necesita un calendario apretado para seguir con la motivación para entrenar, si no, no se centra

No sabremos si será él el nombre propio que logre algún día esa barrera de las dos horas en la maratón, pero como ocurre con ese equipo junior, tengo admiración por este atleta y creo que el atletismo, a él, también lo debe algo más.

Si vosotros queréis conocer más…esta lectura os gustará.

La vueta a los ruedos

Volver a ponerse de corto a veces un privilegio que no valoramos, y yo ayer lo hice y de qué manera. Hace un mes ni siquiera sabía si podría ayudar a mi club en la Copa de la Reina, estaba bien, aunque mis dolores siguen sin remitir. Puedo entrenar de manera inteligente y eficiente, pero la exigencia de la competición es una incertidumbre que lleva semanas rondándome.

Me reconfortaba la idea de pensar, que si fuese necesario, sabía que hasta el 800 mi pierna aguantaría y podría aportar mis puntos al Scorpio. Pero eso para mí, nunca es suficiente. Tras meses de diferentes pruebas, de no saber qué pasa y seguir sin diagnóstico, comprobaba que haciendo todo lo que mi cuerpo me ha permitido, he conseguido, pese a muchas dificultades y dudas, ponerme en forma. Pero la historia de mi lesión, para otro post…o para dos, porque la historia sigue sin final feliz.

Aún así, en el punto crítico del todo o nada, decidí con toda la responsabilidad, asumir el reto de correr el 1500, ya que si quiero lo que quiero, tenía que dar este paso al frente, pese a todos los miedos.

ELEFANTES EN EL ESTÓMAGO

Ayer no hubo mariposas, hubo elefantes, pisoteando la cacharrería de mí estómago. Calentando me notaba algo resentido mi maldito cuádriceps, pero me sentía optimista. Luis vino para apoyarme, sabía que necesitaba un salvavidas en el que sentir un apoyo ante semejante marejada. El marido dejo paso al entrenador inteligente que hay en él. “Tu batalla hoy es otra”, y que razón tenía. Debía ser lo que nunca he sido muchas veces en la pista, racional y calmada, dejar la pasión para cuando el cuerpo sepa que puede. Pude confiar en la táctica que desde fuera se me recomendaba al 100%, porque por una vez sabía que era la lectura más correcta para la carrera y para mí.

_fx00356

Iba transcurriendo la competición como desde la grada Luis la veía. Y yo me sorprendida frenando a mi fiera hambrienta de competición. No saltes al cambio, espera…ten calma que todo llegará. Pasaban las vueltas y cada vez confiaba un poquito más en mí. Algo de incertidumbe, de sensaciones olvidadas, lejos de dónde mi alma deseaba, pero todo parecía encajar un poco más.

Y al cruzar la meta, ahí estaba, yo, llorando y riendo. Fiel reflejo de mi misma y mi situación. En el mismo sitio donde hace un año sufría el peor ataque de ansiedad de mi vida, ayer sentía un nudo completamente diferente, una felicidad histérica.

Sportmedia.jpgLa lucha de Macias1500, la inconformista que me decía: “tenias que haberte marchado detrás, arriesgar y devorar”. Mientras Isa Macías decía que no había estado tan mal, que era un gran paso para ahora empezar a arriesgar, que recordase todo lo que llevaba este invierno. Pero Isa, solo Isa, sentía un nudo que no le permitía coger aire, se sorprendía aliviada y extasiada, decepcionada y tremendamente feliz. Isa luchaba entre Isa Macías y Macías1500, mientras parecía una quinceañera completamente enamorada de un deporte que parecía para ella nuevo.

SUÉLTATE EL PELO

Así que como mi coleta, me sentía un poco más liberada. Parece una tontería, pero en cada momento, en cada temporada, siempre he llevado un peinado diferente, una puesta en escena que a veces refleja más allá que estética. Ayer tocaba dejar la melena al viento, dejar fluir todo, natural, sin tensiones y sin ataduras: simple.

Algunos más también se fijaban en el hecho de correr así… ¿y por qué no? No me molesta, de hecho, me encanta. El pelo volando al viento. Ahora solo toca que le siga el cuerpo.

_fx00320

Fotografías de Sport Media. Gracias por regalarme un recuerdo gráfico tan bonito para mí.

El coste del doping

Quizá hayas empezado a leer este post pensando que ibas a encontrar otro  contenido, pero no… si esperabas conocer lo que cuesta doparse en nuestro país, quizá tendrías que buscar en perfiles de otros atletas. Es este caso, voy a mostrar lo que el dopaje nos cuesta a aquellos que no empleamos prácticas ilegales para alcanzar nuestros resultados.

La verdad es que me da un poco de pena este contenido (bueno, mucho). Primero, porque quería preparar uno con un carácter mucho más positivo sobre el cambio que ha existido en nuestro deporte con la nueva presidencia del mismo. Segundo, porque preparando el contenido me he dado cuenta de una cruda realidad que me imaginaba, pero que al materializar duele más. Y es que elaborar periodísticamente esta entrada, me ha enseñado con hechos y cantidades concretas, parte de lo que me han robado los dopados. Siempre hablando del tema material, porque lo incuantificable no está pagado.

Así que en estos días que tanta demagogia escuchamos, que tantas lecciones de moralidad son impartidas por maestros que mucho tienen que aprender, voy a dar una máster class de economía, y eso que soy de letras.

He preparado una pequeña tabla donde queda bastante detallado todo ese robo a ‘mano armada’, pero antes de pasar a ella os explico un poco más.

BECAS Y PREMIOS:

Por una parte, los atletas en competiciones internacionales podemos optar a unas becas por resultados en las mismas. Estas becas se cobran trimestralmente y tienen una duración total de 18 meses (pueden ser renovadas y/o mejoras por resultados posteriores).  Desde 2013, estas becas están sujetas a la obtención de porcentajes, tienes garantizado el 65% y el otro 35% te lo tienes que ir ganando por méritos. Os explico todo esto, porque se ha tenido en cuenta para el cálculo de la cifra de pérdida, para no inflar datos sino mostrar las diferencias reales de pérdidas. Por ejemplo, se verá que la cifra final es menor de lo pensado, y es porque es la diferencia de un trimestre de la cuantía de la beca que hubiera correspondido.

Además, los puestos de finalista tienen en muchas ocasiones un premio puntual, que suele tener destinado el 25% al entrenador, cifra que habría que añadir en el supuesto.

LADRONEStabla-beca_premios

Para cuando se dediquen a dar charlas de moralidad, oportunidades y un largo etcétera de sus bondades como personas, esta es la gran realidad de sus actos. Desde marzo de 2011 a junio de 2013 esta es la cantidad real que a mí, Isabel Macías, se me ha robado. Esta cifra además, podría ser más, porque en el caso de Estambul 2012, hay dos atletas de esa final que anteriormente ya habían cumplido una sanción de dos años cada una (así que a la cifra final deberíamos sumarle casi 8.000€ más).

En esta tabla he querido ser pulcra, y en los casos que he nombra como ‘puesto moral’ solo he tenido en cuenta hechos reales de implicaciones en dopaje anteriores y/o posteriores, así que no he entrado a valoraciones de ‘sospechosos’ (que en alguna final, puede que me quede sola… me río por no llorar). Por ejemplo, las dos atletas rusas de París 2011 han sido sancionadas desde ese verano y no desde ese campeonato.

LO INTANGIBLE

Más allá de los más esos 30.000€ totales (en año olímpico me hubiera correspondido Beca ADO D5 mínimo), existe el caché que hubiera sumado en cada una de las 15 carreras aproximadas que compito contratada cada temporada, durante esos dos años.

Pero aquí quería enseñaros eso, lo cuantificable, porque lo intangible no me lo devuelve nadie, y ese dinero tampoco.

Quién me devuelve la seguridad y confianza en competición que otorga el haberme subido, al menos, una vez más en un pódium, el orgullo de ganar una Copa de Europa dando la máxima puntuación para mi país y mi equipo. El demostrarme que ese sentimiento de que me he merecido estar más arriba, era real y no un imaginario que yo había aumentado por confianza en mí misma.

Quién me quita el sufrimiento y dudas que he vivido después de cada final que sentía que era un fracaso, porque yo así lo sufría. Mi objetivo nunca era solo llegar a la final, era más… y aquellos compañeros o servicios médicos de la RFEA que me han visto sumida en un ataque de ansiedad o un mar de lágrimas, lo saben.

¿Pero sabéis que he ganado? El ser conocedora de que no me equivocaba, que lo que sentía era real y que tengo la tranquilidad de que si alguna vez no dormía después era por la pena, no por miedo a que me pillen en el control antidoping.

Ahora veo esta carrera, que es una de mis favoritas, y me reafirmo. La carrera que mejor he corrido tácticamente, la que mejor gestioné mentalmente, la que más fuerte llegué al final… Si, me merecía ganar.

Estos son parte de sus daños colaterales,  su afán de triunfar fuera de la legalidad. A mí también me hubiese venido muy bien ese dinero, y me vendría…pero yo jamás lo voy a recuperar. ¿Sabéis lo peor? Que ellos nunca lo devolverán.

 

 

Entrena tu musculatura respiratoria

Si trabajas específicamente otros músculos que sabes que son importante en la carrera, pero no son las piernas… ¿Por qué no entrenas también los músculos respiratorios?

De hecho, ¿no crees que en largas distancias serán tan importantes como lo puedan ser tus brazos? Por no atreverme a decir más, ya que está demostrado que nuestros músculos implicados en la acción respiratoria se fatigan igual que el resto y esto puede exigir hasta un 16% del gasto cardíaco que no destinaremos a la musculatura esquelética (aquella implicada en el movimiento). Así que imagina, si los entrenases como haces con el resto de músculos implicados, conseguirías una mayor eficacia. Pero no solo para el entrenamiento nos es útil, sino que también es una herramienta en salud, para  mejorar la calidad de vida de pacientes operados, en casos de accidentes cerebrovasculares y el caso que aquí nos trae, la mejora del rendimiento.

Al final, parece que tengamos que incluir cada vez más cosas a nuestro entrenamiento para poder mejorar, pero es que llegados a un punto de trabajo, la mejora sucede en estas cosas que antes no trabajábamos y que cada vez nos hacen más ‘económicos’.

Si eres un runner nivel principiante, estás aún en esa fase de mejora rápida, en la que la curva sube de manera exponencial sin casi darte cuenta. Pero seguramente, muchos de los que lo leéis esto, estáis en esa meseta en la que ya nos hemos estabilizado en ritmos y marcas en la competición.

¡Sal de tu zona de confort! Has incluido un entrenador cualificado para tu planificación, has introducido trabajo de fuerza, la técnica de carrera es una rutina más en tu trabajo. Pues demos un pequeño paso para mejorar: aprende y mejora tu manera de respirar.

Pero…¿sabes respirar? Prueba en casa, a ver si eres capaz de realizar diferentes tipo de respiraciones: costal, diafragmática (o baja) o clavicular. Es decir, simplificando, que intentes realizar respiraciones conscientes en las que: solo ‘levantes’ la zona más próxima a la clavícula, solo expandas las costillas o ‘hinches la barriga’ únicamente.

ENTRENAMIENTO RESPIRATORIO

En cuanto al entrenamiento, digamos que hay dos maneras de abordarlo.

Por un lado encontraríamos los ejercicios de entrenamiento respiratorios específicos, como por ejemplo los hipopresivos que alguna vez os he enseñado en redes sociales, y que mejoran la resistencia de la musculatura inspiratoria y abdominal, así como la propiocepción de esta zona.

image00001Pero también encontramos ejercicios mediante el entrenamiento con dispositivos, que basan su principio en el trabajo de resistencia. Yo empleo este de Powerbreath® que adquirí en Biolaster (tenía que comprármelo rosa, sí), que ofrece resistencia a la entrada del aire y es regulable. Hay sistemas que se pueden utilizar durante el calentamiento de cada entrenamiento o antes de la competición , incluso durante el propio entrenamiento. Existen también máscaras para emplear en carrera, y otros sistemas, pero aquí os comento mi experiencia con este sencillo aparato, con el que realizo el entrenamiento dos veces al día, por la mañana y por la noche.

Lo primero es que es un utensilio muy práctico, simple y pequeño, que al final se nos llena la casa de cachivaches entre fitball, el balón medicinal, el disco de propiocepción, la esterilla, gomas… ¡Que tengo un piso!

El protocolo es también muy sencillo y pronto se notan las mejoras. Os simplifico el mío, que puede seros una referencia, pero no es un plan de entrenamiento como tal, ¿eh? Lo primero es familiarizarnos con el uso y la resistencia. Yo por ejemplo no empleo la pinza de la nariz, directamente me la tapo con la otra mano. La primera semana podemos hacer menos repeticiones, ya que seguramente hasta te marees el primer día, y podemos empezar con unas 20/25 inspiraciones forzadas, mañana y noche, con la resistencia mínima, o aquella que veamos que trabajamos muy fácil.

image00004Cuando ya está dominado, pasaremos a realizar 25/30 repeticiones en las dos sesiones diarias durante 6 días a la semana. Cada vez que veamos que ‘controlamos’ esa resistencia y nos resulta asequible: ¡Vuelta de tuerca y caña!

Seguramente al principio vayamos incrementando la resistencia más rápido, luego nos costará más. Este protocolo puede ser por ejemplo para 4 semanas, introducir una de descanso, o bajando de nuevo la intensidad, y repetir. Como cualquier entrenamiento, podemos jugar con las ‘cargas’, intensidades, ritmos de respiración…

Espero que os haya resultado interesante y si antes de probar, queréis demostración, os cuelgo un vídeo en Instagram, pero para eso… ¡tendréis que comentar! ꜜꜜꜜ