Comienzos

“Poco conocía yo del atletismo cuando comencé a experimentar con un deporte que se convertiría en mi vida. La única imagen que relacionaba con esta especialidad era de la Fermin Cacho cruzando la meta en Barcelona 92 y que sin saber porque, con mis 8 años, me ponía la carne de gallina.

No podría imaginarme que al año siguiente yo tendría mi primer contacto con una carrera. Pero fue fruto de una equivocación. Yo pensaba que nos íbamos de excursión a un pueblo de nuestra provincia llamado Fuendejalón…y resulta que ibamos muchísimos niños del cole, pero a participar en un cross. Asi que ahí estaba yo, con mi pantalón largo del chándal, las zapatillas de fútbol sala y un dorsal que me ocupaba medio cuerpo…La cosa no fue mal para no haber corrido nunca, un 7º puesto que poco me importo. Solo pensaba en el donut que te daban al cruzar la línea de meta.

38221_135529519811071_2667420_n

Estaba en cuarto de primaria y mi profesor de Educacción Física, Jose Luis Morte, vio algo en mi. Aún me pregunto qué…y hace poco me respondió que era tremendamente madura para mi edad y que vio aptitudes en mi. Hoy doy gracias por todo lo que supuso en mi vida que un docente ayudase y mejorase mi vida como él lo hizo. Pidió una reunión con mi madre y recuerdo cada detalle de esa conversación. Seguramente ni él recuerde lo que ocurrió o dijo, pero estaré eternamente agradecida por su generosidad. Así que allí estaba yo, vistiendo la camiseta de mi cole, “La Estrella”, jugando y experimentando en todas las disciplinas pero perfilando desde el principio mi afinidad por distancias más largas.

Cuando terminé el periodo de E.G.B hubo cambios para mi, y no solo pasar al instituto, si no un cambio en mi vida deportiva. José Luis consideró que era mejor entrenarme con un entrenador especializado, valoró que su labor como entrenador de base había terminado y me cedió a Jesús Romero, el que ha sido mi entrenador durante 18 años. Así que ahí estaba, dejando atrás el juego y empezando mi etapa con el CN Helios. Con Jesús la mejora fue más que sustancial, empecé a afianzarme como una especialista en mediofondo y pronto llego mi primer título nacional en mi categoría. Bajo sus órdenes, tengo el honor de decir que logré la corona nacional desde cadete hasta absoluta, pero bien es cierto que en muchos momentos no hemos podido gestionar bien el trabajo y los resultados se han visto afectados por diferentes variables.

Por ello, este 2016 supone un cambio más. Al finalizar el periodo olímpico llega el momento de un nuevo cambio, vital para mi, ya que sin el, seguir luchando por el alto rendimiento podría convertirse en una utopía. Así que tras más de media vida, paso a las órdenes de mi marido: Luis Alberto Marco (Licenciado en CCAFD, Máster en Alto Rendimiento, Atleta olímpico y subcampeón de Europa en 800m). Sin duda él conoce las experiencias, entrenamientos y dolencias que han ido sumando en mi vida deportiva el total que conformo ahora, además de poseer las herramientas y conocimientos que pueden ayudarme a los grandes resultados.

El camino ha sido largo hasta ahora y con algún momento muy duro en el que ha habido que saber mirar al frente. Pero sin duda ha tenido su recompensa cuando nos ganamos la plaza para los Juegos Olímpicos o nos subimos al podium continental en Göteborg 2013. Si algo tengo claro cuando echo la vista atrás es que no hubiera sido posible sin los grandes apoyos con los que he contado.

 Ahora solo queda seguir creciendo”