Año nuevo, ilusiones nuevas.

ImagenEl 2013 ya está en pleno rodaje y cogiendo la marcha…y a qué ritmo. Durante estos días el tiempo se me evapora de entre las manos, llegan esa dura época de los exámenes, no solo académicos, que también (ahora mismo debería estar leyendo el tema sobre el periodismo político en el SXIX), sino también los deportivos. De sobra es conocido que el invierno, para aquellos que preparamos la pista cubierta, es muy intenso y breve, y este año se va a hacer especialmente duro. Ya  se conocen los criterios de selección para acudir al europeo de Goteborg, y es pequeño el plazo para cumplirlos, así que empieza a acercarse la hora de la verdad.

En mi caso la cosa va bien encaminada, toquemos madera, los entrenos estas mejorando los del invierno pasado, y por fin empiezan a removerse en el estómago las ganas de la competición. Si bien es verdad que este año han tardado un poco más en aparecer, la temporada pasada fue muy intensa, dura y con muchos objetivos, y la cabeza ha estado algo desganada en los primeros compases invernales.

Pero cargadas las pilas, los objetivos invaden cada entreno, cada sesión, cada serie que las piernas aguantan. Hay que seguir la línea de trabajo y motivaciones no faltan. Porque tampoco faltan en otros aspectos de mi vida.

Algunos ya sabréis que he sido nombrada miembro de la Junta Directiva de la RFEA, la primera sorprendida al recibir la llamada fui  yo. En un momento pensé que quizá no era bueno otra tarea más, otra responsabilidad…pero me parecía un error desechar la posibilidad de escuchar y de poder hablar, de luchar por ayudar a intentar mejorar la situación en la que estamos. Seguramente poco pueda hacer, o mi voto pinte poco, pero creo que quien me llamo sabia que calladita, lo que se dice calladita no iba a estar. Siempre desde el sentido común, buscando un beneficio de nuestro deporte y la protección de los atletas.  Igual me termina echando este fin de semana… hasta entonces, intentaré ser vuestro altavoz en la Junta (admito propuestas y sugerencias serias)

Por otro lado, hace poco amadrine la escuela del club Atletismo de Zaragoza, y tras el periodo de exámenes, espero retomar la actividad con ellos. También se está germinando la posibilidad de organizar un grupo de atletas populares, que poco a poco están empezando a traer vidilla a mi grupo de entrenamiento y puede ser un bonito proyecto. Y en un plano más académico-profesional, en breve podréis oír en las ondas un maravilloso programa sobre deporte femenino, en el que os acompañaré desde el dial…

A veces llego agotada a casa después del entreno, la pereza me llama, pero tocan hacer muchas cosas. Cosas llenas de ilusiones, cosas llenas de motivaciones, cosas llenas de proyectos… si es que, si estuviese quieta, no sería yo.

2 comentarios en “Año nuevo, ilusiones nuevas.

  1. Mis mejores deseos para que cumplas todos tus objetivos que son muchos y variados. Estoy seguro que defenderás con rigor los intereses de los atletas en la junta de la RFEA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s