Pandemia de cuñadismo

Hace ya algunos meses, comencé a escuchar este nuevo término en mi TL de Twitter. Gracias a los perfiles titulares de gente como @ContadordeKm, @PreMarathon  @drinkingrunners, @serraoner50, @albBarrantes, @_spanjaard y un largo etcétera de nombres que dan salsa a mí a veces insulso y estadístico muro, me familiaricé con #cuñadismo.

Quien me iba a decir a mí que poco después y con el pretexto de mi embarazo, iba a vivir esta pandemia en primerísima persona.

Desde que me sumergí en el mundo de las RRSS, allá por un lejano marzo de 2010, la piscina cubría mucho menos y cualquier cosa que podías chapotear en tus perfiles, no salpicaba tanto. Vueltas de la vida, recuerdo el día que me registré en twitter, tras una conferencia en el Congreso de Periodismo Digital (Huesca) escuchando a Manu Marlasca. No conocía este medio social, tampoco a este gran periodista… quién me lo diría ahora.

La cuestión es que del intrusismo que empezó a general todo el tema Social Media, hemos pasado a esta tendencia, casi aceptada, nominada como hemos dicho, cuñadismo. Tan implantada comienza a estar que su definición ya empieza a ser un informalismo formal, recogida en la Fundéu BBVA para referirse a la tendencia a opinar sobre cualquier asunto, queriendo aparentar ser más listo que los demás.

La cuestión es que, siempre ha pasado de manera puntual, cuando publicas algo de entrenamiento, siempre hay un objetor a algo…a lo que sea, la cuestión es cuestionar. Pero fíjate tú, cuando hay una incipiente barriga, este factor se vuelve exponencial. El impacto, el suelo pélvico, la técnica, cómo te recoges el pelo, la malla que llevas…lo que sea.

“¿Estás asesorada? ¿eso es bueno?, eso no es así, eso es mejor asá, deberías bla bla bla…”

Cuando empecé con los perfiles públicos, el objetivo no era otro que trasmitir el backstage de una deportista, con sus sombras detrás de los focos, con su esfuerzo, con su adaptación, con todo aquello que incluye la programación de una temporada y de vez en cuando, el larguísimo camino hasta un éxito . Ahora mismo, esta es mi situación, todo cambia y es lo que cuento ahora, porque es lo que vivo. La gente no valora que entreno mucho menos, que adapto mi esfuerzo, que cambio ejercicios, pero sí: hago ejercicio. Porque estoy embarazada, no inválida. Porque siempre he sido activa y, al igual que es perjudicial que una embaraza que no hacía deporte se ponga en su nuevo estado a practicarlo, considero que de mi nivel pasar al sedentarismo no es la mejor opción.

Primero, porque yo me marchito si no tengo en mi vida actividad. Segundo, porque el ejercicio prenatal es el primer regalo que puedo hacerle a mi hijo antes del parto. Tercero, porque me encuentro bien y puedo hacerlo. Y por último, y no menos importante, cohabito con mi entrenador, licenciado en CAFD, con un master en Alto Rendimiento (Matrícula de Honor es su TFM), deportista de Alto Rendimiento y resulta que padre de la criatura. No pocas razones tiene Luis para cuidarme bien… 

Así que sí, mi suelo pélvico está más que acostumbrado al impacto, llevo más de 20 años adaptándolo a ello. Además, mi pisada a 5’30” el kilómetro poco tiene que ver a cuando rodaba por debajo de 4’10”. De los ritmos que trabajo cuando entreno en pista, ni hablamos. Entreno con cabeza, adaptando las cargas, ampliando las recuperaciones, escuchando a mi cuerpo, pero sin escuchar a cuñados. Porque todo el mundo cuestiona qué debes comer, qué debes hacer, cómo debes hacerlo… Mi cuerpo siempre ha sido mi templo, ahora es más sagrado que nunca. ¿Acaso alguien cree que me atrevería a cometer sacrilegio?

Mi cuerpo siempre ha sido mi templo, ahora es más sagrado que nunca. ¿Acaso alguien cree que me atrevería a cometer sacrilegio?

Pero así es y así será, porque siempre pasa igual. En este país la cuestión es opinar. Y a mí me encanta escuchar las aportaciones de la gente, pero decidme que a veces no chirría. Que un licenciado diga que ejecuto un ejercicio mal, puede ser normal, lo que no es normal es que lo sea uno en derecho (LOL).

Así que navegantes de estas redes… ¿a vosotros también os pasa?. De ser así: ¿qué medicación me recetáis?

PS. Os dejo una interesante entrevista junto a Blanca Manchón sobre maternidad y alto rendimiento 

10 comentarios en “Pandemia de cuñadismo

  1. Mi más sincera enhorabuena y mi más sincera admiración. Como tú, yo no podría vivir en constante inactividad. Valoro lo que haces y estoy 100% segura que es lo mejor que le puedes dar desde ya. Saludos desde Barcelona!!

    Me gusta

  2. Isa eres una máquina lo he pensado siempre…. solución … ponte bien de aceite por las mañanas (que así te sirve para que la piel este bien hidratada 😉) y continúa haciendo ese regalo tan hermoso a tu pequeño!! Cuídate !! 😘😘

    Me gusta

  3. “Melasudol” 10mg Isabel…Siempre te he leído y me pareces una chica sensata y, por qué no, valiente. Nunca había escrito en el blog, pero entre las críticas a Valerie Adams por manejar pesos que hasta yo podría mover con soltura y las tuyas a ti por hacer entrenos de aficionado raso al running me he animado…Las mujeres tenemos, demasiado a menudo, que aguantar que se cuestionen nuestras opiniones o formas de proceder, pero durante el embarazo parece que nuestra ignoracia y los expertos en salud femenina y crianza de incrementan exponencialmente…Tú a lo tuyo, porque nadie más que tú quiere que está carrera salga lo mejor posible.

    Un abrazo.

    Lorena Revuelta.

    Me gusta

  4. Hola Isabel,

    Te sigo desde hace mucho tiempo por RRSS sociales y estoy de acuerdo contigo al 100%. Se esta generando una tendencia extremadamente dañina, todos opinan de todo, y la mayoría, no tienen conocimientos sobre lo que se debate o cuestiona. El ponerse detrás de una pantalla es muy goloso, te da un extra de fortaleza del que luego careces en un face off. Solo espero que estas practicas cambien, tengo 32 años y por suerte sigo en activo. Tu trabajo y esfuerzo no puede cuestionarse, lleves o no a un coleguita dentro.

    Mis mejores deseos 🙂

    Me gusta

  5. Enhorabuena por tu maternidad, por tu constancia, por tu saber luchar y estar ahí siempre dando el buen ejemplo que das de persona comprometida y deportista de élite, siendo a la par luchadora honesta y humilde. Muestras siempre todas las caras del atletismo, las buenas y las menos buenas, y por eso te damos las gracias tus lectores. Isabel, como tú bien has dicho, nos mustras el backstage de una deportista de élite, gratuitamente porque tú lo has decidido, y esto es un regalo muy grande de tu parte que haces a los mortales que nos metemos en las redes sociales, en concreto a mi, ex atleta. Es fascinante el hecho de poder contar con informacion tan concreta de entrenamientos, experiencias, carreras y de la propia vida de una deportista de élite, y por eso somos miles l@s seguidor@s que te admiramos.
    Mi consejo es que leas y escuches a todo el mundo (por qué no), pero que luego filtres y te quedes sólo con lo que te aporte algo positivo para tu situación.Yo también estoy embarazada, ahora de 8 meses y hace 3 semanas participé en una carrera popular de 5km. La idea era salir a andar, pero me pudo el ansia y corrí todo el rato, eso si, controlando la respiración y escuchando a mi cuerpo (muy despacito, en 34 minutos). Te puedes imaginar la de críticas que me cayeron después…Fueron tantas que me empecé a obsesionar pensando si el bebé estaría bien o no. En fin…todo el mundo tiene un consejo que dar cuando una está embarazada: a veces parece que la vida de una antes del embarazo no contaba para nada! Todas y todos se preocupan tanto de repente! Como lo de llevar el casco en bici! Si no estas embarazada casi nadie dice nada, eso si, con barriga es obligatorio.
    En fin, sigue asi, haciendo tu camino y aprendiendo de todo lo que la vida te brinde, disfruta de la vida que tú elijas tanto como puedas y mucho animo con todo!
    De nuevo, muchas gracias por compartir tus experiencias con el mundo, y no olvides que somos much@s los que te apreciamos!
    Cuidate mucho!
    Andrea

    Me gusta

  6. No deberías tener que justificarte ante los desconocidos. Deja que hablen, nadie mejor que tu y tu pareja para cuidar de tu cuerpo y del niño que llevas dentro. Soy médica deportóloga y estoy muy de acuerdo con una frase que pusiste acerca de de que convertirte en sedentaria hoy no es la mejor opción. Madre en forma es igual a un parto mas corto y menos doloroso, un alta del hospital mas rápida, mayor puntuación apgar en el recién nacido, niños mas inteligentes, menos diabetes gestacional e hipertensión…sigue corriendo que te hace bien! La mayoría de los que asustan cuando ven a una embarazada haciendo actividad física no son ni médicos ni deportistas, hablan desde la “medicina de la abuela”, carentes totalmente de fundamento.

    Me gusta

  7. Primero me gustaria Felicitar a los futuros padres, tanto a luis Alberto como a ti.
    Y Segundo echate mucho aceite para que todo te escura jajaja por que a partir de ahora te lo van a cuestionar todo, te lo digo por experiencia, ya que tengo dos y ni mucho menos he corrido a tus ritmos pero si he hecho atletismo y competido durante bastantes años.
    La gente no entiende que sea nuestra forma de vida y que aunque estemos embarazadas podemos disfrutar haciendo lo que nos gusta.
    Que somos distintas y que conocemos nuestros cuerpo a la perfeccion y sabemos que es lo mejor para esa etapa tan bonita que ahora hemos decidido vivir sin dejar de lado el atletismo.
    Un besazo para los dos y a seguir disfrutando de esta nueva aventura.
    Y si te falta aceite aqui en Jaén tenemos de sobra jajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s